Menu
Close

Cuatriciclos

La mayoría de estos rodados fueron diseñados para ser utilizados en superficies blandas (tierra o arena) y en zonas pedregosos, no tanto para caminos pavimentados (calles o carreteras).

Para circular por una vía pública deberán cumplir los requisitos técnicos necesarios de seguridad, de identificación vehicular, seguro de responsabilidad civil, además de cumplir las normas generales de tránsito.

Estos vehículos deben ajustarse a lo expresado en la normativa y contar con dispositivos de seguridad, tanto activa como pasiva, en óptimo estado de funcionamiento, especialmente los correspondientes a dirección, iluminación, frenos, suspensión, neumáticos, guardabarros, espejo retrovisor y sistema de escape con silenciador.

Durante la circulación el conductor, debe llevar colocado y abrochado un casco reglamentario y, ante la falta de cobertura en los ojos, anteojos protectores.

Recomendaciones para conducir un cuatriciclo:

  • Mantenga los pies en los reposapiés.
  • Evite las maniobras bruscas que puedan hacerle perder estabilidad.
  • No transporte acompañantes pues no están diseñados para ello.

Al igual que las motos y ciclomotores fueron diseñados para circular con todos sus neumáticos apoyados sobre la superficie. Las maniobras no convencionales pueden provocar un vuelco.

En general no están habilitados para llevar carga ni pasajeros. Si se le presentasen dudas consulte el manual de fabricante y, sobre todo, la habilitación oficial.