Menu
Close

La Conducción

Ser precavido: anticípese a las acciones de los demás.

Para controlar bien una motocicleta o ciclomotor UD deberá vigilar:

  • Postura – Se debe sentar de manera que pueda usar los brazos para maniobrar el vehículo en forma cómoda.
  • Asiento – Debe sentarse acorde al tipo y modelo del vehículo de modo que los brazos queden ligeramente flexionados cuando se sujete las empuñaduras del manubrio tomando una posición natural y relajada.
  • Manos – Sujete el manubrio con firmeza para mantener el control sobre superficies desiguales.
  • Pies – Se Mantendrán los pies sobre los apoya pies para mantener el equilibrio.

    La postura básica

    • Cabeza: levantada, siempre vertical.
    • Visión: lo más adelante posible, siempre observando el entorno y los espejos.
    • Hombros y brazos: relajados.
    • Codos: ligeramente flexionados.
    • Manos: en el centro de la empuñadora.
    • Pies: paralelos al piso.

    Asegúrese de que le vean: utilice ropa adecuada, la luz corta encendida y la mejor posición de carril para poder ver y ser visto.

    • Comunique sus intenciones: utilice las señales correctas, aplique la luz de freno de forma preventiva antes de detenerse.
    • Mantenga un margen de seguridad adecuado: por delante, por detrás, a ambos lados, al adelantar y cuando le rebasen.
    • Identifique y clasifique los diferentes riesgos.
    • Se debe estar preparado para actuar: manténgase siempre alerta.
    Libreta de moto en Montevideo

    Control báciso del vehículo

    El conductor que circule detrás de un vehículo deberá dejar entre ambos un espacio que le permita detenerse con seguridad en caso de que éste frene de forma brusca.

    Además, deberá mantener una distancia lateral adecuada que no comprometa su seguridad ni la de los demás usuarios de la vía pública.

    La distancia adecuada que se debe mantener con otros vehículos debe tener absoluta relación entre el tipo de vehículo que se conduce, el vehículo que nos precede, el medio ambiente, la vía y la pericia del conductor.

    Tiempo de reacción

    Es el tiempo que transcurre desde que el conductor percibe un estímulo (un obstáculo, una señal, un ruido) hasta que responde al mismo.

    Por ello es importante conducir alerta, percibiendo, decidiendo y actuando con anticipación. La velocidad no afecta el tiempo de reacción, pero sí la distancia recorrida en ese tiempo.

    Los factores que afectan la capacidad de reacción son: fatiga, sueño, alcohol, drogas, falta de atención, determinados medicamentos y las comidas abundantes y pesadas.

    El sueño se puede convertir en uno de los mayores riesgos en la conducción. En un instante se puede pasar de estar despiertos a estar dormidos. El único remedio para combatirlo es descansar.

    Uso de los cambios en las motos con caja de velocidades

    Para conducir una motocicleta con precaución, es importante aprender a usar los cambios para frenar con el motor, para doblar o para arrancar en subida.

    Rebaje los cambios con el embrague a medida que disminuye la velocidad o el vehículo se detiene. Permanezca en primera marcha cuando este detenido de manera de poder avanzar rápidamente en caso de necesidad.

    Asegúrese de conducir lo suficientemente despacio cuando rebaje a un cambio más bajo. De lo contrario, la motocicleta se sacudirá y puede que la rueda trasera derrape. Al conducir en pendiente, cuesta abajo o cuando reduzca el cambio a primera; es posible que necesite usar los frenos para disminuir la velocidad lo suficiente antes de bajar de cambio sin peligro. Debe tratar de soltar el embrague de forma suave y uniforme, especialmente cuando rebaje de cambio.

    Es mejor realizar un cambio de marcha antes de entrar en una curva, dado que podría ocurrir que dicho vehículo haga un movimiento brusco ocasionando nuestra caída (ejemplo, en vehículos de transmisión a cardan o por cadena). Si fuera necesario hacer un cambio cuando ya se está en la curva, se debe hacer suavemente. Cambiar repentinamente la potencia de la rueda trasera podría causar un derrape.

    Al tomar una curva

    Para tomar una curva si es necesario disminuya la velocidad y antes de entrar a la misma desacelere. Si es preciso utilice ambos frenos.

    Para realizar un giro siempre señalice con anticipación la maniobra.

    Decida hacia dónde quiere ir, gire su cabeza y no los hombros, manteniendo la vista a nivel del horizonte.

    curva en Moto

    Mantenga la distancia

    La mejor protección posible es la distancia – un “margen de seguridad” – alrededor de su motocicleta. Si otro conductor comete un error, la distancia nos concede:

    • Tiempo para reaccionar.
    • Espacio para maniobrar.

    Posiciones en el carril

    En cierta forma, el tamaño de la motocicleta puede resultar una ventaja, pero debe ser manejada con cautela. Con su motocicleta deberá ocupar el mismo carril que ocupa un vehículo y efectuar las acciones para que su espacio sea respetado al igual que se respeta el que ocupan los demás vehículos.

    Tenga en cuenta:

    • Asegúrese de ver y ser visto. Utilice chaleco refractivo.
    • Evite los puntos ciegos de los demás vehículos.
    • Evite superficies o pavimentos peligrosos.
    • Proteja su carril de los demás conductores manteniendo la línea de conducción.
    • Señalice sus maniobras con anticipación.
    • Tenga siempre en mente una ruta de escape.

    Circulando detrás de otro vehículo

    Mantenerse suficientemente alejado del vehículo de adelante.

    Cuando se circule detrás de un automóvil, conduzca de forma tal que el conductor pueda verle en el espejo retrovisor. Si conduce por la parte central del carril, su imagen se reflejará en el medio del espejo retrovisor, donde es más probable que nos vea el automovilista.

    distancia en tránsito

    Cómo rebasar y dejar que nos rebasen

    Debe asegurarse que los demás conductores lo puedan ver y que nosotros podamos ver los peligros potenciales.

    1. Debe conducir por la parte izquierda del carril a una distancia de seguimiento prudente para aumentar su campo visual y hacerse más visible.
    2. Señalice y compruebe si viene tránsito en la dirección opuesta. Use los espejos y gire su cabeza para fijarse en el tránsito que viene por detrás.
    1. Cuando no haya peligro, pase al carril izquierdo y acelere.
    2. Seleccione una posición en el carril que le permita no arrinconar al automóvil que esté pasando y que proporcione espacio para evitar peligros en su carril.
    3. Pase por el punto ciego lo más rápido posible.
    4. Vuelva a señalizar, se fijara en el espejo y girara la cabeza para controlar antes de regresar al carril original y después apagar la luz de giro.

    Para dejar que nos rebasen

    Cuando lo rebasa un vehículo que viene por detrás o en dirección opuesta, permanezca en la parte central de su carril. Conducir cerca de ellos podría colocarlo en una situación peligrosa.

    Recordar que no se puede exceder el límite de velocidad al rebasar y sólo lo puede hacer donde esté permitido.

    Utilizar las luces de giro o “señaleros” siempre

    Lugares de riesgo: los cruces

    Aumente las probabilidades de que los vean en los cruces. Conduzca siempre con el faro delantero encendido y en la posición del carril que brinde la mejor visualización del tránsito que circula en dirección opuesta. Conceda un margen de seguridad alrededor de la motocicleta que permita hacer maniobras evasivas.

    Es importante reducir la velocidad y mantener las manos y pies sobre los mandos para accionar los frenos en caso de una situación de emergencia.

    No debe ingresar a una intersección cuando exista posibilidad de obstruir el área de cruzamiento.

    Hay dos tipos de intersecciones, las reguladas y las no reguladas.

    Las primeras están reguladas por carteles de PARE o CEDA EL PASO y semáforos otorgando así las preferencias de paso.

    En las otras, la preferencia de paso la tendrá el vehículo que se aproxime por la derecha.

    Debe asegurarse que el vehículo que aparece por la izquierda se percate de su presencia ya que somos poco visibles.

    Circule a una distancia prudencial de los vehículos estacionados.

    Puede producirse un problema más grave cuando un conductor que estaba estacionado se incorpora al carril sin fijarse si viene tránsito por detrás. Aunque mire, es posible que no lo vea.

    En cualquier caso, el conductor podría cortarle el paso. Debe disminuir la velocidad o cambiar de carril para dejar espacio a cualquiera que pudiera cortarle el paso.

    Es obligatorio usar las luces de giro (señaleros) o señales manuales, para indicar las maniobras a realizar.

    El riesgo de que ocurra un accidente aumenta si no se realizan las señales correspondientes a la maniobra a efectuar.

    Es obligatorio indicar por lo menos con treinta metros de anticipación la intención de girar. Es imprescindible mirar por los espejos retrovisores para comprobar que la senda a la cual pretendemos acceder esté libre de vehículos.

    Para realizar un giro a la derecha en calle de un solo sentido se deberá ubicar lo más cerca posible del cordón derecho tanto para calle de un solo sentido o doble sentido.

    Para realizar un giro hacia la izquierda en calle de un solo sentido se deberá ubicar lo más cerca posible del cordón izquierdo. Y en calles de doble sentido, en el eje de la calzada sin invadir el sentido contrario.

    Los cambios de sentido o giros en “U” se deben hacer exclusivamente en las intersecciones si éstas lo permiten. Debe atenderse a que no exista señal de tránsito que impida este tipo de giro. Nunca en mitad de calzada.

    Señales motociclista

    En intersecciones no reguladas, cuando se cambia de dirección, se pierde la preferencia.

    Uso de los espejos retrovisores

    Saber qué ocurre detrás es esencial para poder tomar una decisión segura sobre cómo afrontar los problemas que se presenten delante.

    Mirar por el espejo retrovisor frecuentemente.

    Preste especial atención al uso de los espejos.

    Técnicas de conducción sobre superficies peligrosas

    La posibilidad de caerse o verse involucrados en un siniestro aumenta siempre que conduce sobre:

    • Superficies desparejas u obstáculos.
    • Superficies resbaladizas.
    • Vías de ferrocarril.
    • Surcos y rejillas.

    Trate de evitar los obstáculos disminuyendo la velocidad o esquivándolos. Mire a dónde quiere ir para controlar la trayectoria.

    Para conducir sin peligro sobre superficies resbaladizas:

    • Reduzca la velocidad – Para disminuir las posibilidades de derrape, desacelere antes de llegar a la superficie resbaladiza. La motocicleta requiere más distancia para detenerse. Además, es particularmente importante reducir la velocidad antes de entrar en curvas mojadas.
    • Evite los movimientos bruscos –Cualquier cambio repentino de velocidad o dirección puede causar un patinazo. Acelere, cambie de cambio, doble o aplique el freno con la mayor suavidad posible.
    • Use ambos frenos – El freno delantero sigue siendo eficaz, incluso sobre superficies resbaladizas. Debe oprimir levemente la palanca del freno para evitar que se trabe la rueda delantera. Recuerde siempre: presionar suavemente el freno trasero.
    • El centro de un carril puede ser peligroso cuando está mojado. Cuando comience a llover, conduzca sobre las huellas de los neumáticos quedejan los automóviles. A menudo la huella del neumático izquierdo será el mejor lugar, según el tránsito y otras condiciones del camino.
    • Fíjese si hay manchas de aceite cuando baje el pie para detenerse o estacionar. Podríamos resbalarse y caerse.
    • La tierra y la grava se acumulan en los bordes del camino, especialmente en curvas y rampas para entrar y salir de las carreteras. Vea qué hay en el borde del camino, particularmente cuando tome curvas cerradas y al entrar o salir de un camino a una ruta.

    Si no puede evitar una superficie resbaladiza, mantenga el vehículo derecho y avance lo más lentamente posible. Si se encuentra con una amplia superficie resbaladiza que obliga a conducir a paso de peatón, considere dejar que sus pies rocen la superficie; en caso que la motocicleta empieza peligrosamente a inclinarse, podremos sostenernos.

    Asegúrese de no usar los frenos.

    delivery moto Uruguay

    Transporte de Cargas

    La mayoría de las motocicletas no están diseñadas para llevar carga. Las cargas pequeñas se pueden llevar sin peligro si se las coloca bien y sujetas correctamente.

    Sujete las cargas firmemente o colóquelas en alforjas. Apilar la carga contra una barra o marco en la parte trasera del asiento eleva el centro de gravedad de la motocicleta y altera el equilibrio.

    • Mantengamos la carga hacia adelante – Coloque la carga sobre o delante del eje
    • trasero. Las bolsas para tanque mantienen las cargas hacia delante, pero debe tener cuidado cuando cargue objetos duros o filosos. Debe asegurarse que la bolsa para tanque no interfiera con el manubrio o los controles.
    • La carga se debe distribuir uniformemente – Cargue las alforjas con el mismo peso de cada lado. Una carga despareja puede hacer que la motocicleta se desvíe hacia un lado.
    • Revise la carga – Deténgase y revise la carga a menudo para asegurarse de que no se haya aflojado ni movido.

    Llevando pasajero

    El pasajero ideal es aquel que forma un solo conjunto con el conductor, conservando siempre su misma línea tanto en recta como en las inclinaciones en las curvas.

    Los pasajeros sin experiencia tienden a contrarrestar instintivamente la inclinación de la moto en las curvas desplazando el cuerpo hacia el otro lado con resultados nefastos para el conductor que sentirá como se mueve de manera extraña la moto y es más difícil llevarla por donde se quiere.

    Aunque el pasajero sea motociclista, debe brindarle todas las instrucciones antes de arrancar. Deje en claro que:

    • Se suba a la motocicleta únicamente después de que UD haya arrancado el motor.
    • Se siente lo más adelante que pueda sin quitarle espacio.
    • Se sujete firmemente de nuestra cintura, cadera o cinturón.
    • Mantenga ambos pies sobre los apoya pies, incluso cuando estén detenidos.
    • Mantenga las piernas alejadas de los tubos de escape, cadena o piezas móviles.
    • Se mantenga directamente detrás de UD y se incline cuando UD lo haga.
    • Evite hablar o moverse si no es necesario. Su Vehículo responderá más lentamente con un pasajero a bordo. Cuanto más pesado sea el pasajero, más tiempo tardará en desacelerar, acelerar o girar, especialmente en una motocicleta liviana.
    • Conduzca un poco más lento, especialmente cuando tome una curva, gire en una intersección o pase por un badén o lomadas.

        Ley 19061

        Artículo 2. “Se prohíbe a los conductores de ciclomotores, motocicletas, motos y similares transportar niños o adolescentes de cualquier edad que no alcancen los posa pies de dichos vehículos. El Poder Ejecutivo reglamentará sistemas de posa pies alternativos.”

            El manejo defensivo

            Manejar defensivamente significa conducir de tal manera que se eviten los siniestros viales a pesar de los actos de los otros usuarios de la vía o de la presencia de condiciones adversas para el conductor.

            Como conductor defensivo debe de aprender a “Ceder un poco”, para acomodar su comportamiento de manejo a los actos inesperados de otros conductores y peatones, a los inciertos y siempre cambiantes factores de la iluminación, el tiempo, el terreno, a las condiciones de tráfico, el estado mecánico del vehículo, y hasta su propio estado anímico.

            Etapas para la prevención de siniestros de tránsito:

            • Reconocer el peligro.
            • Entender la defensa.
            • Actuar a tiempo.

                La caída de la Moto

                Si es posible, en los momentos previos a la caída, busque con la mirada el lugar más despejado que haya y trate de ir hacia allá.

                Un principio de la conducción dice que la motocicleta se dirigirá hacia donde se esté mirando.

                Cuando lo inevitable sucede lo primero que se debe hacer es “soltar” la moto para no quedarse enredado en ella, luego se estará en el aire y deberá procurar caer de la mejor manera posible, “rodando” formando un rollo con su cuerpo para evitar un impacto directo.

                Hay que tratar de esconder la cabeza y no intentar frenar el cuerpo con las manos, ya que podría fracturarse los brazos con el impacto de la caída.