Menu
Close

Las enfermedades y la Conducción

La conducción de un vehículo en forma segura puede verse afectada por diferentes afecciones:

  • Los trastornos emocionales y psiquiátricos

  • Enfermedades neurológicas

  • Trastornos del sueño

Los pacientes con apnea del sueño (trastornos del sueño) tienen un riesgo relativo de sufrir un SINIESTRO de tránsito siete veces superior.

  • Enfermedades cardiovasculares

La insuficiencia cardiaca origina deterioro en el nivel de atención, y distracciones. Es vital que quién conduce le informe al médico/a tratante el tipo de tarea que realiza y las horas de manejo.

  • Diabetes

La hipoglucemia compromete seriamente la capacidad de conducción, origina alteraciones visuales perceptivas, cognitivas, somnolencia y lentitud en los tiempos de reacción.

Toda persona que aspira a obtener un permiso de conducir es responsable por su salud.

Estrés y conducción

Apague sus rencores antes de encender el motor.

Las tensiones emocionales actúan como un veneno para la mente y pueden ser

muy peligrosas al conducir. No conduzca si se encuentra alterado por algo que le ha ocurrido y, si aun así debe hacerlo, incremente las precauciones.

Mientras conduce evite enojarse y discutir.