Menu
Close

El peligro de hablar por celular al conducir

El peligro de hablar por celular al conducir

Manejar un auto hablando por celular se ha convertido en una verdadera pesadilla para la seguridad vial. Aumentan los accidentes de tránsito y los conductores multados.

Algunos ejemplos de los riesgos de usar el celular al volante

Verónica*, diseñadora gráfica de Bogotá, nunca pensó que responder un mensaje por  su celular le costaría 2 millones de pesos  “me distraje un momento a contestar un mensaje en el chat de mi iPhone.

Aceleré distraída y no me di cuenta que el carro que iba delante de mí no había arrancado. Lo choqué. Fue mi culpa. Tuve que asumir las consecuencias del daño del otro vehículo y del mío”.

hablar por celular al conducir

Como este, son miles los incidentes de tránsito que ocurren todos los días en las calles y carreteras por culpa de conductores distraídos que contestan. Hacen llamadas, escriben o mandan correos electrónicos mientras manejan.

Una actividad sumamente peligrosa que no sólo supone una infracción económica para el conductor sancionado. Sino accidentes de tránsito mayores que pueden derivar en un verdadero dolor de cabeza.

Incluso las distracciones pueden tener lugar usando el manos libres, si no somos cuidadosos. La verdadera atención del conductor debería estar enfocada en el camino.

¿Por qué no debería atender mi celular mientras manejo?

Creemos que la imagen de arriba es muy clara en este sentido. Los riesgos pasan por la distracción, la mirada fuera del tránsito y la falsa creencia de que vams prestando atención. Las leyes físicas dejan claro que una distancia demasiado larga sin prestar atención al camino va a ponernos en riesgo. Cuando hablamos por celular no somos consciente del tiempo que estamos soltando las manos del volante, mirando hacia la pantalla y el riesgo aumenta sensiblemente. Las manos al vloante, la atención en el camino.

Ten cuidado, una distracción de milésimas de segundo al volante podría arruinar tu vida o la de un transeúnte. Hablar al conducir… jamás deberías hacerlo…

Rate this post